Las cesteras

Historia

En sus relatos, la mayoría de las cesteras revelan que las fibras vegetales forman parte de su historia familiar, recordando los tiempos en que sus abuelos(as) y padres trabajaban la quilineja, el mimbre o el junquillo. Pero el tejido en manila comenzaría a desarrollarse con fuerza en este territorio en la década de los 90’, con la llegada de Eliana Cortés a La Junta, quien trajo consigo esta tradición artesanal.
Por años, Eliana comenzó a enseñar esta técnica a las mujeres de la localidad y muchas se interesaron por la manila (cuyo nombre científico es Gossypium barbadense), aprovechando que esta planta ya se cultivaba en algunos jardines de la zona. Así, nació la Agrupación Femenina de La Junta, cuyas integrantes fueron impulsando este oficio artesanal, entre ellas Magaly Cárdenas (en la foto).

Magaly


Con los años, Magaly se dedicó completamente al tejido en manila y continuó transmitiendo los saberes de esta tradición. Son muchas las artesanas que se han iniciado en este oficio de la mano de Magaly como maestra, al alero de la Agrupación Raíces de La Junta, fundada el año 2010 y cuyo nombre rinde homenaje a las fibras vegetales que están en la memoria histórica de esta comunidad.

Posteriormente, las artesanas cesteras que desarrollaban la técnica del costurado de la manila, pudieron ampliar su manejo técnico, aprendiendo el embarrilado y el entramado guiadas por Marisol Mancilla, maestra cestera oriunda de Puerto Montt. De esta manera, comenzaron a dar vida a nuevos productos, tanto utilitarios como decorativos, y fortaleciendo aún más este oficio, en torno al proyecto Fondart Regional 2019. Cesteras